Noticias

15 octubre, 2017 / Instituto Calasancio
COMIENZA LA FIESTA CON LA ACOGIDA DE PEREGRINOS

¡Ya estamos en Roma! El momento que tanto tiempo e ilusión hemos estado esperando y preparando está aquí. Desde el día 11 hemos ido llegando desde distintos lugares del mundo para participar en la canonización del P. Faustino.

Después de encuentros virtuales en nuestras redes, saludos rápidos en medio del ir y venir por las calles de la ciudad, coincidencia en visitas culturales… hoy día 14 a las 18:00 en el Auditorium Parco della Musica nos hemos reunido por primera vez todos los peregrinos calasancios para dar inicio a los actos organizados en torno a la canonización. Ha sido en la acogida de peregrinos.

Entre los participantes se encontraban familiares del P. Faustino; Dña. Verónica Stober y su familia, bendecida por el Señor a través del aún Beato; escolapios, escolapias y calasancias; autoridades eclesiásticas y civiles; religiosos y religiosas de otras congregaciones; educadores, familias, jóvenes y amigos de la familia Calasancia.

Dña. Alicia Fernández de Simón y Dña. Rosanna Sanguinetti han sido las encargadas de presentar el acto, que ha comenzado con las palabras de bienvenida de M. Sacramento Calderón, Superiora General del Instituto Calasancio, y del saludo del P. Pedro Aguado, Superior General de la Orden de las Escuelas Pías. Las palabras de ambos nos han puesto en sintonía de familia.

Sacramento ha destacado que «los dos grandes protagonistas de esta fiesta son Dios y el P. Faustino. Dios, porque es el que hizo posible la santidad de este escolapio y fundador. Y él, porque hombre abierto al Espíritu, acogió esta llamada como la tarea más importante de su vida». Además, ha señalado que «su vida, sus palabras, su actitud, nos revelan a un creyente que vivió el amor a Dios como y desde un compromiso de amor con el ser humano». Por este motivo, «también hoy el P. Faustino Míguez se convierte en don y regalo para cada uno de nosotros».

A lo largo de su intervención nos ha recordado que Faustino fue labrando su santidad en el día a día, en la sencillez de las cosas bien hechas y que, por eso, es un modelo para todos. «La del P. Faustino Míguez es una santidad tejida de cotidianeidad, que nos señala la senda por la que transitar hacia ella y que nos la hace más cercana». Ha concluido sus palabras con un reconocimiento hacia la tarea de los educadores, pues son necesarias «personas que desde el ministerio educativo acompañen y recorran con los niños y jóvenes de nuestro mundo, el camino de la santidad», pues, si algo nos enseña la canonización del P. Faustino, es que en la escuela se puede llegar a Dios, se puede alcanzar la santidad.

A continuación, un grupo de jóvenes alumnos del Instituto Calasancio Divina Pastora de Buenos Aires, dirigidos por D. Juan Manuel Sodorini, nos han presentado Las fórmulas de la vida, un musical escrito por M. Mª Isabel Gutiérrez, HDPC, que narra cómo vive la preparación de la canonización un grupo de chavales y cómo el acercamiento a la persona del P. Faustino les lleva a descubrir sus fórmulas de la vida. Al terminar, una pregunta ha resonado en el interior de los espectadores: «¿Dejaré que las fórmulas de la vida del P. Faustino entren en mi corazón?»

Acto seguido, el sonido de las gaitas gallegas han dado comienzo a un recorrido por los lugares significativos en la vida y obra de Faustino Míguez.

La Real Banda de Gaitas de Ourense, dirigida por D. Xosé Lois Foxo, nos ha trasladado a Galicia, región en la que el P. Faustino nació y descubrió su vocación escolapia. En su actuación han interpretado la Marcha Procesional de San Faustino, una pieza compuesta especialmente para este momento por D. Xosé Lois Foxo y la Muiñeira del Papa Francisco, cuyos autores son D. Marco e D. Xosé Lois Foxo.

Las guitarras y palillos nos han acercado al auditorio a Andalucía, tierra en la que nació el Instituto. Dña. Reyes Acal ha dirigido al grupo de baile de Sevilla que nos ha recordado la mirada que el P. Faustino tuvo en Sanlúcar de Barrameda hacia la mujer necesitada de formación.

Una mirada que no quedó ahí, que siguió y sigue creciendo y se expande ya por cuatro continentes. El grupo de profesoras y exalumnos del colegio P. Faustino Míguez de Mateare, con sus danzas y colores, dirigidos por M. Isabel Castillo, han expresado la alegría por la llegada del Instituto a América y, a partir de allí, a África y Asia.

Y para hacer presentes todos los lugares en los que el Instituto sigue viviendo el carisma legado por el Beato Faustino, el escenario del auditorio se ha llenado con las banderas de los distintos países y de las comunidades autónomas de España en los que se encuentra. Han encabezado el desfile la bandera del Estado Vaticano, la de la Orden de las Escuelas Pías y la del Instituto Calasancio Hijas de la Divina Pastora.

El encuentro ha concluido con el himno Buscar y encaminar, compuesto por M. Mª Carmen Jurado, HDPC, que lo ha interpretado junto a Dña. Aurora Acevedo y D. Juan Antonio Rodríguez.

Con inmensa alegría todos los peregrinos nos hemos despedido cantando FM dijo: «Sí», ensalzando la fidelidad de este hombre que hizo de su vida una entrega a los niños y a la mujer necesitada de formación y que hoy es invitación a que hagamos todos lo mismo.

Finalmente, Dña. Alicia y Dña. Rosanna nos han invitado a vivir con entusiasmo, hondura y agradecimiento la celebración de la canonización que será mañana 15 de octubre a las 10:15 en la Plaza de San Pedro.

¡¡Nos «vemos» todos allí!!

 

Galería de imágenes

Volver
SÍGUENOS

Religiosas Calasancias


La educación es para el ser humano llamada a ser; es la posibilidad de ser desde la semilla.
Ir al canal de youtube

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra polí­tica de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies